Buscar información
Vínculos
Video del mes
Propiedades del té oolong o azul para adelgazar y la salud
Ver más videos sobre remedios naturales e infusiones medicinales en:

http://bit.ly/WfFCWN

Recibe actualizaciones

Escribe tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

PostHeaderIcon Infusiones y remedios con hinojo

infusiones de hinojoEl hinojo es originario de la región mediterránea y pertenece a la familia de las umbelíferas.  Tiene  delicadas flores amarillas que se elevan por encima del plumoso follaje verde-grisáceo que emana de sus tallos parecidos al apio.

A las flores siguen las semillas, que son pardo-grisáceas y despiden un aroma semejante al del regaliz. Al llegar a la edad adulta, el hinojo alcanza una altura aproximada de 1.20 metros.

El aceite de hinojo, obtenido por medio de corriente de vapor de las semillas trituradas, tiene un olor similar al anís. Su aroma es dulce y deleitoso, penetrante y picante, fresco y reconfortante.  En la actualidad, se cultiva en China, Francia, Alemania, India, Irán y Rusia.

Los antiguos chinos usaban el hinojo para curar la mordedura de serpiente. Egipcios y romanos del pasado lo ingerían después de las comidas, con objeto de tonificar su tracto digestivo y eliminar toxinas. Se acostumbraba premiar a los guerreros victoriosos con guirnaldas de hinojo, porque se creía que esta planta confería fuerza, valor y longevidad.

El nombre científico del hinojo se deriva del latín fenuculum, que significa “heno”. Es probable que la planta se haya denominado así debido a su empleo frecuente como forraje. Los griegos de la antigüedad llamaban a este vegetal marathón, que quiere decir “crecer delgado”. Se cree que los habitantes acaudalados de Grecia comían hinojo como recurso para adelgazar, en virtud de la sensación de saciedad que les producía.

Por la misma razón, la gente pobre masticaba semillas de hinojo, con objeto de apaciguar los gruñidos estomacales; los soldados romanos masticaban también las semillas de esta planta, a fin de evitar el hambre en las marchas prolongadas, durante las cuales las comidas eran esporádicas. Los cristianos devotos solían recurrir por el mismo motivo al hinojo en el transcurso de los periodos de ayuno.

Durante miles de años se ha utilizado el hinojo por el efecto tonificante que ejerce sobre el sistema reproductor femenino. Médicos y herbolarios han tratado con este vegetal dolores de oído, enfermedades de la vista, picaduras de insectos, trastornos renales e infecciones pulmonares. Asimismo, se ha empleado para expulsar las lombrices intestinales. Los europeos de la Edad Media colgaban manojos de esta planta en las puertas o rellenaban con él los ojos de las cerraduras, con objeto de alejar a los espíritus malignos y bloquear los conjuros proferidos por las brujas.

Propiedades curativas

También combate la infección en el tracto urinario. Su acción diurética impide la retención de orina y ayuda a eliminar las infecciones de la vejiga al drenar las toxinas. Se afirma que la ingestión de semillas de hinojo previene el desarrollo de cálculos renales. Del mismo modo, el aceite de esta planta alivia diversos trastornos digestivos.

Tonifica el estómago, mejorando la digestión y calmando la indigestión relacionada con el estrés. Aminora cólicos, gases, hipos, náuseas y vómitos. Al dar tono a los músculos intestinales, favorece al peristaltismo y contrarresta el estreñimiento.

El hinojo contiene una sustancia semejante al estrógeno y, por tanto, contribuye a regular los ciclos menstruales, minimiza las molestias premenstruales y disminuye la retención de líquidos. Este vegetal puede aumentar el flujo menstrual escaso y elevar la libido baja. Asimismo, es un recurso valioso en el caso de la angustia menopáusica.

El estrógeno ayuda a mantener el buen tono muscular, la elasticidad de la piel, la buena circulación y la fortaleza de los huesos, todo lo cual se deteriora con el paso de los años. Los antiguos sostenían que el hinojo favorecía la longevidad, debido tal vez a su acción similar a la del estrógeno. Los atletas utilizan aceite de hinojo en baños o como aceite de masaje para tonificar sus músculos. Este aceite esencial restablece el tono muscular y la vitalidad durante la convalecencia.

La tos, la bronquitis y el resfriado responden bien a la terapéutica con aceite de hinojo, el cual combate también las infecciones de las encías, y puede eliminar el veneno de las picaduras de insectos y las mordeduras de serpiente. En Europa se usa con frecuencia por su acción desintoxicante en el tratamiento y la rehabilitación de alcohólicos y drogadictos, teniendo además la propiedad de contrarrestar el envenenamiento por alcohol. El aceite de hinojo ejerce una influencia tonificante sobre el hígado, los ríñones y el bazo.

El aceite de hinojo ejerce un efecto calmante general sobre las emociones. Reduce el estrés y el nerviosismo. Suministra una sensación de protección, fortaleza y valor durante los periodos vulnerables o emo-cionalmente bajos. Además, incrementa el deseo sexual.

Infusiones y remedios  con hinojo

Infusión digestiva de hinojo: Verter 1 cucharadita de milenrama y media de hinojo y comino en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar,  una vez colada, una taza antes o después de cada comida.

Infusión de hinojo para el dolor de estómago: Mezclar media cucharada de semillas de hinojo, dos cucharadas de centaura menor y dos de manzanilla. Extraer 1 cucharada y verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Filtrar y tomar una o dos tazas al día.

Remedio con hinojo para el hígado graso Mezclar, a partes iguales, hinojo,  corteza de arraclán, cardo mariano y ajenjo.  Dejar hervir por 10 minutos en medio litro de agua.  Tomar 2 o 3 tazas al día.

 Adelgazar con salud

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Conoce también

loading...

 

2 comentarios para “Infusiones y remedios con hinojo”

Deja un comentario

Búscanos en Facebook
Búscanos también en:

Reduzca su colesterol
Reduzca su colesterol
Infusiones para:
Controla la hipertensión