Buscar información
Vínculos
Video del mes
Propiedades del té oolong o azul para adelgazar y la salud
Ver más videos sobre remedios naturales e infusiones medicinales en:

http://bit.ly/WfFCWN

Recibe actualizaciones

Escribe tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

PostHeaderIcon Infusiones con cúrcuma para la artritis, hígado graso y más

infusiones con cúrcumaLa cúrcuma, llamada también azafrán de las Indias, es originaria de ese país donde es considerada una especia esencial en la cocina y un remedio tradicional.

En el mercado, podemos distinguir tres variedades: madras, color amarillo limón (la más apreciada); allcpey, coloración amarillo oscuro a anaranjado; Haití, color amarillo anaranjado oscuro.

Para su cultivo, se necesita suelos bien drenados, humedad y calor. Es muy sensible a las heladas y crece tanto al sol como en semisombra.

La raíz, donde se encuentra concentrada su poder curativo, se desentierra en verano por lo menos tras diez meses de desarrollo; se hierven, se pelan y se secan al sol durante una semana para facilitar el desprendimiento de la corteza externa. Se suelen moler para su venta, pero es posible encontrarla entera o en trozos. Durante este proceso, pierden hasta las tres cuartas partes de su peso.

 

Propiedades de la cúrcuma

La cúrcuma  no sólo brinda un color espectacular a los platos, sino que es una de las grandes medicinas naturales del mundo.

En la India, durante miles de años, fue usada como un tratamiento para la fiebre, las heridas, las infecciones, la artritis, la ictericia y otros problemas hepáticos. Los chinos adoptaron la cúrcuma y la usaron de forma similar.

En la actualidad, los científicos han estudiado sus propiedades terapéuticas y han confirmado mucho de aquello que en la antigüedad ya era conocido.

La cúrcuma posee, por encima de todo, un potente efecto antiinflamatorio. En la Universidad de Cornell, en Nueva York, se ha descubierto que la curcumina bloquea la acción de la enzima inflamatoria COX-2. Los autores de la investigación concluyeron que esta propiedad explica sus efectos anticancerígenos.

Quizá te pueda interesar

Quizá te interese conocer cómo la cúrcuma combate el Alzheimer y Parkinson

Beneficia, también, a las personas que sufren algún trastorno hepático y los últimos estudios muestran que la cúrcuma también protege el recubrimiento estomacal y ayuda a prevenir las úlceras.  El efecto antiúlcera de la cúrcuma seguramente se obtiene de la curcumina, uno de sus componentes.

En análisis de laboratorio, la cúrcuma también combate a los protozoarios, que son microbios que causan una multitud de dolencias en los seres humanos. Estos análisis refuerzan la creencia de su eficacia en el uso tradicional de la hierba para el tratamiento de la disentería, que es causada por este tipo de microorganismos.

Estudios científicos recientes han confirmado los efectos beneficiosos sobre los intestinos, lo que sugiere que la cúrcuma en la dieta podría ser la responsable de la baja incidencia del cáncer intestinal en la India. También se emplea en el Ayurveda para tratar los problemas de la piel, las heridas y las lesiones cutáneas.

Asimismo, la curcumina combate el exceso de colesterol LDL, que puede llegar a obstruir las arterias. Unos investigadores indios pidieron a diez hombres sanos que tomaran 500 mg de curcumina cada mañana. Al cabo de tan solo una semana, se observó una reducción del colesterol LDL «malo» en una media de un 33 por ciento y un incremento del colesterol HDL «bueno» de un 29 por ciento.

Una de las razones por las que la curcumina es un protector estelar frente al colesterol es que este compuesto trabaja en el hígado aumentando la producción de proteínas que se unen a las partículas de LDL y facilitan su expulsión. Igualmente, la cúrcuma estimula la secreción de bilis en este órgano, la cual contribuye a la descomposición y eliminación del exceso de colesterol.

Además, diversos estudios en animales han revelado que la curcumina puede ayudar a:
• Disminuir los triglicéridos, otros lípidos de la sangre relacionados con la obstrucción arterial.
• Bloquear la producción de homocisteína, un aminoácido asociado a un incremento en los niveles de enfermedades cardiacas y derrames cerebrales.
Regular la presión arterial.
• Reducir los daños producidos por un infarto.

 

Infusiones con cúrcuma

Infusión con cúrcuma para el hígado graso  Verter 4 cucharaditas de raíz de cúrcuma molido en 1 litro de agua que esté herviendo. Tapar y dejar reposar por 12 horas. Colar con la ayuda de una tela y beber a lo largo del día.

Infusión con curcuma para la artritis Mezclar 1 cucharada de cúrcuma en una taza de agua que esté hirviendo. Tomar 1 vez al día. Igualmente, hervir 2 cucharadas de cúrcuma con 1 cucharada de jugo de lima y mezclar, con suficiente agua, hasta obtener una pasta. Aplicar esta preparación, aún caliente, a modo de cataplasma, sobre el área con dolor.

 

Curiosidad

La cúrcuma forma parte del curry, mezcla de especies que incluye pimienta, un ingrediente que justamente multiplica la absorción de la curcumina.

remedios artritis

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

loading...

 

Un comentario para “Infusiones con cúrcuma para la artritis, hígado graso y más”

  • franco says:

    vivo en Lima Perú, acá se consigue cúrcuma fresca con facilidad, producto de tomar por largo tiempo medicina para combatir los triglicéridos, ahora tengo problemas hepáticos, un poco de hígado graso… dejando de tomar el remedio contra los triglicéridos y tomando infusión de cúrcuma voy mejorando de a pocos, mis análisis ahora son casi normales… yo aplasto la raíz con la hoja del cuchillo mediante un golpe fuerte a mano cerrada, luego la pico casi pulverizándola, un hervor de 5 minutos y a reposar . Tomo 1 litro x día. Entiendo hay quienes toman en polvo, acá se le conoce con los sinonimos de palillo, guisador (en la selva) y azafran. obvio que el verdadero azafran se obtiene de pistilos…

Deja un comentario

Búscanos en Facebook
Búscanos también en:

Reduzca su colesterol
Reduzca su colesterol
Infusiones para:
Controla la hipertensión