Buscar información
Vínculos
Video del mes
Propiedades del té oolong o azul para adelgazar y la salud
Ver más videos sobre remedios naturales e infusiones medicinales en:

http://bit.ly/WfFCWN

Recibe actualizaciones

Escribe tu correo electrónico:

Delivered by FeedBurner

PostHeaderIcon Infusiones para depurar la sangre

infusiones para depurar la sangreLa sangre se compone de células y de fragmentos celulares que flotan en un líquido acuoso, el plasma. Las células sanguíneas son de dos tipos: los glóbulos rojos (eritrocitos) y los glóbulos blancos (leucocitos}.

Poco numerosos, estos últimos toman vanas formas; neutrofifos, linfocitos; rnonocitos, eosinofilos y basófilos y las plaquetas no son verdaderas células sino fragmentos de células gigantes.

Los glóbulos rojos, las plaquetas y los glóbulos blancos como los neutrófilos, proceden todos ellos de un mismo tipo de células, los hemocitobfastos, producidos por la médula ósea roja. Los linfocitos y los monocitos, que provienen de las mismas células, terminan su diferenciación en los tejidos linfoides.

La sangre tiene diferentes funciones que van desde el llevar el oxígeno y de sustancias nutritivas a todas las células del organismmo liberándolos de sus desechos como defensivas, coagulación entre otros.

Debido a todas estas funciones no es de extrañar que, en ocasiones, sea necesario depurar la sangre o como se dice popularmente “limpiar la sangre”.  A continuación se presentan varias infusiones y remedios para lograr este objetivo:

Infusiones medicinales

Infusión para depurar la sangre con ortiga menor Se escalda una cucharadita colmada de ortiga menor por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se beben a sorbos hasta cuatro tazas al día.

Infusión para depurar la sangre con verónica La verónica, mezclada con la misma cantidad de ortiga menor, es una infusión excelente para la depuración de la sangre. Se escalda una cucharadita colmada de esta mezcla de hierbas por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se beben a sorbos hasta cuatro tazas al día.

Infusión para depurar la sangre con diente de león Con las raíces secas de diente de león se puede prepararse una infusión depurativa. Durante doce horas se pone a remojo en una taza de agua fría una cucharadita colmada de raíces de diente de león. A continuación se calienta el preparado, se cuela y se bebe a sorbos media hora antes y media hora después del desayuno. Es muy práctico llenar un termo con la ración del día; de lo contrario hay que calentar la infusión al baño María antes de tomarla.

Infusión para depurar la sangre con maravilla Se escalda una cucharadita colmada de maravilla por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se recomienda beber a sorbos dos tazas al día.

Infusión para depurar la sangre con salvia Se escalda una cucharadita colmada de salvia por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se recomienda beber a sorbos dos tazas al día.

Infusión para depurar la sangre con milenrama Se escalda una cucharadita colmada de milenrama por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se recomienda beber a sorbos dos tazas al día.

Infusión para depurar la sangre con centinodia Se escalda una cucharadita colmada de centinodia por taza, se deja reposar medio minuto, se cuela y se beben a sorbos hasta cuatro tazas repartidas a lo largo del día.

Infusión para depurar la sangre con ortiga muerta Se vierte agua hirviendo sobre una cucharadita colmada de ortiga muerta por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se recomienda beber a sorbos una o dos tazas al día.

Infusión para depurar la sangre con hojas de nogal Se vierte agua hirviendo sobre una cucharadita colmada de hojas de nogal finamente troceadas por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se recomienda beber a sorbos una taza al día.

Infusión para depurar la sangre con achicoria Se escalda una cucharadita colmada de achicoria por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se aconseja beber a sorbos una taza al día.

Infusión mixta para depurar la sangre En primavera se recomienda tomar esta infusión por sus propiedades depuradoras de la sangre. Se necesitan las siguientes hierbas: 15 g de hojas de ortiga menor, 15 g de raíces de diente de león, 50 g de brotes de saúco y 50 g de flores de primavera. Se escalda una cucharadita colmada de esta mezcla de hierbas por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se recomienda beber a sorbos dos tazas a lo largo del día.
Las personas que tengan el paladar sensible pueden endulzar la infusión con un poco de miel.

Remedios naturales

Remedio para depurar la sangre con esencia de ulmaria Se llena una botella con flores recién cogidas de ulmaria y se añade aguardiente de trigo de 38° a 40°. 56 El alcohol tiene que cubrir las flores. El contenido de la botella debe reposar durante por lo menos dos semanas en un lugar cálido. De la esencia resultante se toman diariamente de diez a quince gotas.

Remedio para depurar la sangre con diente de león Las raíces recién cogidas de diente de león, que se comen crudas una vez lavadas, tienen un efecto depurador de la sangre.

Remedio para depurar la sangre con ajo de oso #1: En primavera se recogen las hojas verdes frescas del ajo de oso, que se comen crudas una vez lavadas y finamente troceadas. Como el perejil, el ajo de oso se utiliza para sazonar muchos platos. Las hojas de ajo de oso pueden servirse crudas o cocerse como las espinacas.

Remedio para depurar la sangre con ajo de oso #2: Para no tener que renunciar a esta planta medicinal pasada la primavera, se prepara una esencia de ajo de oso. Se llena una botella de cristal hasta el cuello con hojas y bulbos de ajo de oso finamente troceados, se añade aguardiente de trigo de 38° a 40° y se deja reposar en un lugar cálido durante al menos dos semanas. De esta esencia se toman de diez a quince gotas cuatro veces al día, previamente diluidas en un poco de agua.

remedios caseros

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

loading...

 

Deja un comentario

Búscanos en Facebook
Búscanos también en:

Reduzca su colesterol
Reduzca su colesterol
Infusiones para:
Controla la hipertensión